El retorno de la reina (ahora que desaparece el monarca)

Pues eso, que después de dos semanitas que han sido una locura para mi metabolismo, retomo este gran folio en blanco. Nada serio, un proyecto que me ha hecho estar enganchada horas y horas delante de la pantallita tecleando código. He estado tan absorta que se me olvidaba comer y a veces, acostarme. Pero ya casi está, ya puedo dedicarme a curiosear en la vida de otros y a dejar que otros entren en la mia. Ventana abierta, empieza la diarrea verbal. Me parece que ésto va a ir por partes. Os debo mi resumen rebajil (del latín, rebajas, rebaj**, help, latinoparlantes).
Hasta dentro de nada.