Mi mini Clapotis.

Empecé a tejer hace muy poco tiempo, justo antes de la operación de octubre el año pasado. Hago ganchillo desde hace un par de años, pero siempre he tenido la espinita del punto. Lo intenté, pero no había manera de hacer el punto al revés, y todo a punto bobo... no. Pues resulta que leyendo instrucciones en inglés me enteré mejor, y con la ayuda de los videos de KnittingHelp acabé aprendiendo. Lo primero que tejí fue la Skull Illusion Scarf, la bufanda de rayas que según la coloques se ven las calaveras, para Gwiyath, y en el hospital empecé la Branching Out. Si, siempre empiezo con lo más fácil.

Me encantan las bufandas, y cuando vi el Clapotis, me enamoré del diseño, pero no me veía con la suficiente experiencia y manejo como para empezar. Pero a finales de enero, tachán, descubrí la versión mini del patrón, y pensé que por qué no intentarlo. Y salió perfecto. Es un patrón adictivo: estaba deseando llegar a las vueltas en las que se sueltan los puntos para ver si lo había comprendido, y luego sólo quería terminarla. La mía es mucho más larga que el original, porque me encantan las bufandas gigantes. Y la lana es muy gustosa. Creo que para este invierno haré el Clapotis original. Con calma, claro, porque casi no tengo tiempo para tejer y la lista de proyectos cada vez es más larga.


La foto es malísima, lo se, pero de momento es lo que hay. Casi todas mis bufandas están pasando el verano en Puertollano, cuando vaya un fin de semana intentaré subir fotos (mejores, ¿eh?).

6 Comentarios:

Nefertiry dijo...

lo más dificil para mí no es el punto en sí, sino a ver qué ponen las páginas en inglés, jejeje. O aprendo inglés, o deduzco los patrones...

En fín, yo no tengo tanto tiempo, pero si tengo alguno, me voy a pasar a hacer puzzles para enmarcarlos para mi apartamentito, porque ya casi casi que es mio.

Besitos y espero verte pronto.

Gwiyath dijo...

pero qué demonios es eso de clapotis!!!

ah, y besos :D

Shalott dijo...

Nefer, cariño, todo es cuestión de práctica. A mi, por ejemplo, los puzles me parecen imposibles, y mira que he visto a la niña haciendo, pero nada, una tortura psicológica de las peores. Y que envidia, pensando ya los cuadros para el pisito del pecado mientras nosotros estamos hasta los mismísimos. Menos mal que sólo quedan 10 días para terminar el mes, y se supone que antes de julio ya será nuestro. Odio a las inmobiliarias (Hola Gwiyath)

Por cierto, Gwiyath, Clapotis es el nombre del patrón de esa bufanda tinto que no me quité los meses del invierno y de la cual (which, mira, eso que nunca lo usaba en castellano)he subido una cutre-foto. Sigue el enlace y lo entenderas mejor.

Besitos a mis dos niñas. MUAC!!

Gwiyath dijo...

y tan cutre-foto, no la identifico, por mucho que me lo expliques... ay, qué memoria la mía...

p.d. no odies a las inmobiliarias, tonta, al menos no hasta que yo acabe la suplencia!!!

Muacks miles

Nefertiry dijo...

Todo trabajo es bueno, hasta que se demuestre lo contrario, hasta las inmobiliarias. Lo que pasa es que las hermanas digamos que son incompatibles en este momento...

La verdad es que sí, ya pienso en el apartamentito del pecado... Además, hoy mis niñas me han regalado un juego de cepillo y cogedor muy a lo Agata Ruiz de la Prada, jejeje, me va a dar pena hasta usarlo, jejeje. Ya pondré una foto en el blog porque lo que es desde este ordenador, no me deja.

Nos vemos cuando vengas. Besitos a las dos...

Shalott dijo...

¡¡Yo me voy a comprar un cepillo y recogedor idéntico a lo que describes!! Lo tengo visto en Whatever, una tienda con cosas chulas. ¡¡Vamos a ser colegas de cepillo y mocho!! ¡¡Arriba las marujas!! ¡¡Limpieza con estilo (kisch, pero estilo al fin y al cabo)!!